La historia no es lineal. Hay parejas que se construyen con saltos, con vaivenes. A es una mujer casada hace quince años. Su marido tiene otra mujer. Ella lo sabe. Se trata de infidelidad. Ella en el secreto de su cama sabe lo que esta pasando. Prefiere aceptarlo con otra no quiere que el se vaya. ¿Ella podría tener otra vida? Y por que hacerlo? Lo acepta, pero ahora está muy angustiada, las pesadillas no la dejan dormir.

Juan encontró al amor de su vida. Se pregunta por qué no lo encontré antes. Dejar a mi mujer sería matarla. Tenemos dos hijos y un nieto. Con mi nuevo amor comparto la música, viajes y otras cosas. Hay días que me siento un desastre! Cómo enfrento a mis hijos. Opta por una doble vida, pero se siente muy culpable, sobre todo ante sus hijos. Su hijo mayor lo vio y lo enfrentó, le hizo preguntas incómodas.

Romina y Martín pensaron juntos inscribirse en Tinder para reanimar su vida sexual. Un recreo consentido. Esto despertó a las fieras! Ahora que decidieron bajarse no paran de controlar lo que hace el otro. Las discusiones por las claves secretas de los teléfonos se multiplican. Fue el permiso para abrir la caja de Pandora! Consultan porque ya no saben como manejar la situación.

Empiezo por preguntarme por qué se forman las parejas. Hace muchos años que atiendo pacientes y son poquísimos los casos donde alguien decide que su vida en solitario es mejor. Hay casos así y con una vida que pueden llevar adelante con entusiasmo. Pero en la mayoría de los casos la gente está en pareja, o sufre por no estarlo. Cuando algo se arma, hay una historia en común, un presente en la continuidad del encuentro y en algunos casos un proyecto para un tiempo más largo. En la conformación de las parejas se juegan problemas como el de la fidelidad, el dinero, el proyecto. Se formulan preguntas ¿El otro me pertenece? ¿Yo le pertenezco? ¿Es una buena idea casarse?
Las personas nos consultan por estas cosas, que producen conflictos, ansiedades, incertidumbre y angustia. Lo que funcionó muy bien, puede dejar de funcionar.

Ella es una chica tímida, solo estuvo con su novio, desde la adolescencia. Poco mirada, poco deseada, empieza a estudiar y encuentra un compañero. Le gusta como la mira. ¿Es un pecado que me miren así? Nunca hicimos nada. Consulta porque no sabe que hacer. Nunca pensó que le podía interesar otra persona. Con su novio tiene proyectos.
En cualquier edad puede ocurrir que el diseño que tenía para la vida se desdibujó y hay que volver a encontrar un camino. Quizás uno más decidido, más buscado. Esto se despertó sólo! Tomar decisiones no es fácil. Muchas veces hay que desarmar un rompecabezas, y volverlo a armar. No siempre coinciden todas las piezas.

54 (11) 4857-2863
54 (11) 15 6764-2863
irenefuks@gmail.com
Aguirre 200, Palermo
C.A.B.A. Argentina

© 2018. Todos los derechos reservados. Designed by Agencia Clepsidra